Sol

Uno

Respeto. Van y vienen con unos improvisados brazaletes en los que se lee: Respeto. O lo llevan prendido a la espalda. No pone Orden o Seguridad o Control. Respeto. Porque aquí no nos ha respetado nadie. Ni los políticos, ni las instituciones, ni los bancos, ni las empresas. (Viene a la cabeza, además, la canción de Otis Redding que Aretha Franklin convirtió en un himno: Respect: R-E-S-P-E-C-T).

Dos

No sé lo que piden, pero pido lo mismo que ellos. No sé lo que quieren, pero quiero lo mismo que ellos. Estoy absolutamente de acuerdo con ellos. Al menos saben lo que no quieren, saben demasiado bien lo que les tiene hartos.

Tres

Llevado por mi connatural pesimismo, creo que quedará en nada. Pero aunque así sea, aunque no pase nada, ya ha pasado algo.

Cuatro

Uno de los poemas de Mario Luzi dice:

Es el tiempo
en el que a los resignados a esta casi vida
se les enciende el fuego de la revuelta…

Cinco

A la caída de la tarde de ayer viernes me di una vuelta por la Puerta del Sol. Y me sentí bien.

Anuncios

2 comentarios sobre “Sol

  1. Creo que es un proverbio chino el que dice: “Hasta el más largo de los viajes comienza con un paso”. Pues ahí estamos.
    Yo también, como muchos, me sentí bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s