Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2012

Otro penoso neologismo

Continúan imparables destruyendo empleos, las cifras del paro alcanzan ya una exuberancia selvática, los que tienen trabajo se sienten como si caminaran por un filo, los grifos se han cerrado de manera indefinida, los jóvenes realmente preparados no les queda otra que tomar las de Villadiego y a Rajoy le sigue dando miedo montar en helicóptero.

Hace no muchos años era casi una indignidad que te pagaran unos mil euros, ser mileurista era síntoma de que algo no iba bien, apenas se podía vivir, y mucho menos, levantar un proyecto de vida con esa miseria. Hoy, cuatro de cada diez asalariados -son cifras oficiales, o sea, que se quedan incluso cortas- está cobrando entre lo que es el salario mínimo -641,40 euros- y los poco más de ochocientos euros.

Así que cuatro de cada diez asalariados miran con envidia a los mileuristas, su sueño tal vez sea llegar a ganar esa miseria, y viven agradecidos por tener trabajo, horrorizados ante la perspectiva del paro.

Muchos, cada vez más, ya lo están experimentando. Resulta trepidante vivir con esas cantidades -entre 650 y 850 euros al mes. Alejada pues la utopía del mileurismo, vemos cómo crece, día a día, el número de los cienmilpesetistas.

Read Full Post »

Hormigas


Uno se queda
absorto
mirando el trajín
de las hormigas,
consciente
de su insignificancia.

De la nuestra.

Read Full Post »

Solo con un delantal

Pertenezco a ese extraño -y más numeroso de lo que parece- grupo de gente que lo lee todo. Y no me refiero a libros, periódicos o revistas.

En el cuarto de baño me absorbe por completo la lectura del dorso de los frascos de gel o champú. Incluso recién levantado, mientras desayuno, me concentro totalmente al leer toda la literatura que viene en los laterales de las cajas de galletas.

Otro mundo fascinante es el de las etiquetas de la ropa, todo un género literario. El otro día me sorprendió ésta que venía con un delantal: Delantal automático estampado. (Supongo que lo de automático se referirá al estampado y no al delantal. Aunque nunca se sabe) Pero lo que me pareció genial fue el eslogan: ¡No esté desnudo!


Porque, efectivamente, puede resultar peligroso -con lo que salta el puto aceite- freír unos huevos o un par de filetes de aguja sin delantal. Sobre todo si estás desnudo. Así que no viene nada mal la recomendación. Mejor con delantal.

Read Full Post »

…porque son ellos los que nos venden los viajes, cuando lo que en realidad nos venden son patrañas, experiencias, como las llaman ellos, para hacernos sentir que en realidad necesitamos lo que nos ofrecen, aunque en realidad no lo necesitamos, nos hacen siempre creer que lo necesitamos, cuando en realidad pagamos por satisfacer esas necesidades de felicidad, de aventuras, de nuevas experiencias, de nuevas sensaciones, que nos han dicho que necesitamos, y luego nos damos cuenta de que no las necesitamos, pero ya hemos pagado, no solo con nuestro dinero, sino con nuestra frustración, porque todo, siempre, es de una belleza deslumbrante, en las fotografías, en las revistas, en los folletos, llenos, siempre, de patrañas, de fotos falsas, pero no solo falsas, sino algo peor que simplemente falsas, algo muchísimo peor, fotos, en realidad, todas y siempre, trucadas, llevando su engaño y su abyección a extremos nauseabundos, a extremos inimaginables, fotos trucadas siempre, de algo que no existe y que, sin embargo, creemos real, y cuando viajamos, esas fotos del paraíso acaban convertidas en fotos del infierno, un infierno al que arrastramos a nuestras mujeres, o al que ellas nos arrastran, a nuestros hijos, o al que ellos nos arrastran, porque quieren ir, no al sitio, sino a la foto del sitio, que no existe más que en un estudio de diseño lleno de sinvergüenzas, en un estudio de fotografía que se dedica a trucarlo todo de manera repugnante y abyecta, sin olvidar a los, así llamados, periodistas viajeros que colaboran, con un entusiasmo que no puedo más que definir como abyecto, en la difusión de tamañas patrañas, sembrando semillas de ansiedad que nacen en nosotros hasta emponzoñar nuestra vida normal…


…porque incluso llegan, en su total desfachatez, a utilizar actores, perfectos, relajados, felices, falsos, y entonces el truco no está solo en la fotografía en sí, sino que el truco es ya absoluto, y no solo queremos estar allí, sino que queremos ser como los que están allí, donde todo es tan hermoso, y ser como ellos, aunque luego las cosas son de otra manera muy distinta y nosotros no somos ellos, no somos, ni de lejos, como ellos…


…otra patraña, los viajes, que, a pesar de su falsedad y abyección, nos encantan, para hacerlos no solo, como antes, una vez al año, sino ahora, siempre que podemos, con una frecuencia, a todas luces, innecesaria, casi compulsiva, que empieza ya, en muchos casos, a ser casi una adicción que, al contrario que otras taras y adicciones, da prestigio, causa envidia, y que nos vemos obligados a padecer si queremos estar a la altura, ser alguien, porque, en definitiva, alguien que no viaja, es más, alguien que detesta viajar, es, hoy día, en estos tiempos, alguien que es tenido como una anomalía, y no como una anomalía inevitable y a la que resignarse, sino como una anomalía perturbadora y, por tanto, peligrosa, porque no solo a todo el mundo le encanta viajar, así como ir al cine, sino que estás obligado a que te guste, es algo prácticamente obligatorio, cuando en realidad son dos de las actividades humanas más deleznables que se puedan imaginar, que sume a quien las practica, y especialmente a quien se las cree, en una total y pavorosa abyección…

Read Full Post »

Esto tampoco quisiera comentarlo. Creo que no hace falta. Y por si fuera poco, viene publicado en el Boletín Oficial de Estado. Como estamos en tiempos de recortes y de austeridad, han decidido que, al menos, no falte el buen humor. Aunque sea a costa de nuestra paciencia.

El nombramiento apareció ayer y ya es oficial. Viene firmado por la  Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de la Presidencia.

II. AUTORIDADES Y PERSONAL
A. Nombramientos, situaciones e incidencias
MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA
732. Orden PRE/50/2012, de 16 de enero, por la que se nombra Directora del Gabinete del Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno a doña Valentina Martínez Ferro.

Resulta que la parte contratante de la primera parte contratante ha decidido nombrar una Directora del Gabinete del Director del Gabinete. Se me agolpan los comentarios, así que voy a dejarlos en un par de ellos.

Uno. Si el Director del Gabinete necesita una Directora del Gabinete del Director del Gabinete para que le dirija el Gabinete, acaso el Director del Gabinete no esté lo suficientemente bien preparado para ser Director del Gabinete. Puede, incluso, que sea más eficaz y capaz la Directora del Gabinete del Director del Gabinete que el propio Director del Gabinete. Entonces, tal vez, sobre alguien.

(Me estoy empezando a liar. Aunque visualizar el organigrama del tal Gabinete tampoco ayuda mucho. Ya no sé quién depende de quién)

Dos. También podría ocurrir -no sería raro- que la recién nombrada Directora del Gabinete del Director del Gabinete no estuviera lo suficientemente preparada o estuviera superada por el trabajo de ser Directora del Gabinete del Director del Gabinete y necesitara, a su vez, un Director -o Directora- del Gabinete de la Directora del Gabinete del Director del Gabinete.

(En los próximos días prometo estar pendiente del BOE por si aparece el nuevo nombramiento)

Read Full Post »

No sé por dónde empezar ni que decir al respecto, así que, de momento, me voy a limitar a reproducir la noticia. Apareció el pasado jueves en el diario Hoy de Badajoz. Esto es lo que decía:


Descubre a los 94 años que su número de DNI no le corresponde
12.01.12
María Antonia Dios, una vecina de Alange de 94 años de edad, ha descubierto que el número de DNI que ha utilizado prácticamente a lo largo de toda su vida no es el que le corresponde. En realidad pertenece a un hombre de Zaragoza.


El error ha salido a la luz cuando unos familiares han querido realizar unos trámites y se descubrió que el número estaba equivocado. Según María Antonia, la equivocación debió producirse hace muchos años al hacer una renovación porque lleva mucho tiempo usando el número. Ha añadido que ha votado en las últimas elecciones generales, ha hecho testamento, y otras muchas gestiones con este número.

Un poco tarde, tanto que no sé si merecerá la pena ya, porque si ha podido llevar una vida normal y hacer cualquier tipo de trámite administrativo sin ningún problema durante tantísimos años, podían dejarlo como está, aunque tal vez, bien pensado, quien votó en las últimas elecciones generales y quien hizo testamento no fue María Antonia, fue ese misterioso hombre de Zaragoza.

Y a uno le entran dudas. ¿Es nuestro número, el que aparece en nuestro DNI, el que nos corresponde? ¿Tendremos que esperar a los 94 años para darnos cuenta de que estaba equivocado? ¿También, si estuviera repetido, nuestro número podría corresponder en realidad a otro hombre? ¿A otro hombre que viviera en Zaragoza?

Aunque la pregunta que más me inquieta es que si este error, esta persistencia en el error, y al mismo tiempo esta insignificancia práctica del error, tiene algo que ver con el apellido de la señora.

Read Full Post »

Las frases


Las frases
que nunca fueron dichas
y que estuvieron a punto
y que debieron decirse
y que, por una causa o por otra,
no fueron pronunciadas,
vagan por dónde,
inútiles ya
y levemente apesadumbradas.

Read Full Post »

Older Posts »