La primavera les sienta tan bien a las damas Grimaldi…

La primavera ya asoma en estos primeros días de marzo. Los almendros empiezan a abrir sus flores blancas -algunas, levemente rosadas- y Carlota Casiraghi radiante, sin dejar de sonreír y desprendiendo ese encanto único que caracteriza a las damas Grimaldi conquista Dubai.

Ni siquiera el milagro antigrasa consigue arruinar el pantallazo que aquí abajo les traigo:


La belleza de Carlota Casiraghi conquista Dubai

La hija de la princesa Carolina de Mónaco, que presidió la final del torneo internacional de Polo Cartier, deslumbró con sus sonrisa, su belleza y su primaveral ‘look’ en el que combinó los tonos corales con unas sandalias con cuña de esparto

Cuando hablan de tonos corales se refieren al color del coral, ese rosa pálido, como lavado, aunque un poco más intenso que el rosa palo, casi como el de los pétalos de las flores de algunas variedades de almendros que han decidido estos días dejar atrás el mortecino invierno y saludar la luz y el incipiente calor con sus flores blancas, casi rosas.

Mientras, Carlota -apenas una blusa- conquista Dubai con unas sandalias de esparto. Unas sandalias hechas con esas humildes fibras vegetales desecadas de plantas gramíneas que crecen en los páramos y cerros de los países mediterráneos calcinados por el sol-y con las que desde hace milenios se fabrican sogas, alpargatas y cestos. Ahora, esas humildes fibras prodigiosamente trenzadas, también sirven para calzar tan delicado pie que, con firmeza y levedad a un tiempo, pisa las arenas del desierto dubaití, donde estos días se celebró la Cartier International Dubai Polo Challenge.

No me resisto a transcribir algún párrafo de la noticia en cuestión (cuando estoy algo deprimido procuro leer cosas como éstas: atontan y dan paz):

Carlota llegó al hotel Desert Palm, donde se celebró la competición, acompañada de Bernard Formas, director ejecutivo de Cartier, y causó sensación con su primaveral look. La hija de Carolina de Mónaco combinó una blusa de color coral y falda entallada a juego, con unas sandalias con cuña de esparto y bolso negro. Eso sí, fiel a su estilo, y debido al carácter informal del evento, no se decantó por un elaborado recogido sino por una sencilla coleta que resaltaba aún más sus bellos rasgos.

No. No es que su look fuera primaveral. Ella era la misma primavera. (Vean, si no, la galería de imágenes). Con esa blusa (¡esa blusa!) y esa falda entallada (aquí no sé si meter entre signos de admiración el sustantivo o el adjetivo) y esas sandalias de cuña de esparto y esa sencilla coleta… No les quedó otra a los anfitriones que inclinar la cabeza y doblar una rodilla mientras se echaban para atrás el alfanje, no se lo fueran a clavar.

El final de la noticia es absolutamente glorioso (Otra frase que guardar para tiempos más oscuros):

… antes de entregar el trofeo a los flamantes ganadores, Carlota no pudo evitar acercarse a un precioso equino y dedicarle sus más tiernas caricias.

Sus más tiernas caricias.

Anuncios

4 comentarios sobre “La primavera les sienta tan bien a las damas Grimaldi…

  1. En la foto número cuatro…….. ! Quién es esa mujer de la izquierda ¿ Será una azafata? …. ¿Por qué sonríe tanto el hombre de la derecha? Será porque le aprieta el pantalón y sabe que marca paquete……no tiene desperdicio el reportaje…… Ni la camisa!!!

    1. Cuando hablas de la mujer de la izquierda ¿te refieres a la que lleva gafas de sol?
      La verdad es que resulta difícil marcar paquete cuando llevas chilaba, aunque sea muy ajustada, tipo chilaba tubo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s