El último taxi


Uno
Hay privilegios que no interesan. Están todos obligados a girar a la derecha excepto vehículos funerarios. Éstos pueden ir por donde quieran. Vayan por donde vayan, sabemos dónde van a acabar su viaje.

Dos
Hace unos días vi repostar en una gasolinera un coche fúnebre. Me pareció algo así como una metáfora.

Tres
Cuando un coche fúnebre ha cometido una infracción, los guardias de tráfico son más condescendientes si va cargado. Deben impresionar esas coronas de flores.

Cuatro
Cuando Stephen Stills y Richie Furay se enteraron de que Neil Young estaba en Los Angeles, empezaron a buscarle por toda la ciudad, recorriendo todos los clubs en los que podía estar. No daban con él. Ya se habían dado por vencidos y decidido incluso abandonar Los Angeles, cuando en medio del tráfico de Sunset Boulevard, en un atasco, vieron un coche fúnebre, un viejo Pontiac del 53, con matrícula de Canadá. No podía ser otro. Era Neil. En la primera salida que encontraron, en el parking de un supermercado, se volvieron a reunir y decidieron formar un grupo. Había nacido Buffalo Springfield.

Cinco
Si hay víctimas mortales en un accidente de tráfico en el que está involucrado un coche fúnebre, ¿cómo contabilizan los muertos?

Seis
Para los aficionados al surf, los coches fúnebres son ideales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s