Resulta

Resulta conmovedor.
Resulta conmovedor escribir.
Resulta conmovedor escribir una carta.
Resulta conmovedor escribir una carta de amor.
Resulta conmovedor escribir una carta de amor con una máquina de escribir.
Resulta conmovedor escribir una carta de amor con una máquina de escribir
en la que no funcionan ni la letra t ni la letra q.

Anuncios

4 comentarios sobre “Resulta

    1. Claro, claro. Incluso el amor existe por sí mismo, sin necesidad de cartas escritas a máquina con palabras a las que les falten letras. O le sobren las palabras. O se equivoquen de destinatario. O se queden sin enviar. O incluso, no se hayan escrito nunca.

      Pero quería hablar aquí de esas cartas mecánicamente tartamudas…

    1. Aunque no son poemas -no los considero como tales y, además, se empeñan deliberadamente en no serlo- me gusta que recuerden a otros poemas, como éste que me indicas.
      Tiene razón Margarit en algo: las cartas de amor son tu última literatura. Y yo diría que también la única. Incluso si esas cartas de amor han sido escritas con una máquina de escribir en la que no funcionaran ni la letra t ni la letra q.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s