Ligeramente ácido

Corre un airecillo agradable afuera, donde han puesto un par de mesas altas, justo en la cabecera de una pequeña plazoleta a la que dan sombra tres o cuatro pinos. Al otro lado, un poco más arriba, pasa la gente atareada. De vez en cuando, a algún coche se le olvida dar el intermitente y gira a la izquierda. Desde una de las mesas y apoyado en la pared, antes de que caiga la noche, me tomo con parsimonia un ayran. El verano todo lo diluye y lo destensa.

No solo una vez, sino dos, he hablado aquí de mi aversión creciente por los bares españoles y del kebab en donde me tomo las cervezas. Ahora, incluso, he empezado a beber lo que ellos beben. Me siento a mirar a los que pasan -y de paso, a ver la vida pasar- como hacen tantos en los cafés del otro extremo del Mediterráneo.


El ayran es una bebida muy popular en Turquía, en Bulgaria, en todos los Balcanes, de Albania al norte de Grecia, en Armenia y en todo el Medio Oriente hasta incluso llegar a Afganistán. Allí se sientan en cuclillas a mirar también. Lo hacen con yogur y agua, una pizca de sal y el zumo de medio limón. La bebida se sirve fría. Tiene un sabor espeso, lácteo y ligeramente ácido.

Ahora lo hago en casa. Con dos o tres yogures -siempre naturales o de tipo griego, nunca azucarados ni nada parecido- en un litro de agua, bien batidos hasta que quede del todo líquido. Se añade una cucharadita de sal y el zumo de medio limón. Tengo una jarra en la nevera.

En la puerta del kebab veo la vida pasar casi como la ve un turco a la puerta de un destartalado y viejo café. La gente pasa, el aire parece que se ha parado y ya es de noche.

Anuncios

2 comentarios sobre “Ligeramente ácido

  1. Ayran… Me ha venido a la cabeza el pasado (sólo lo he probado en algún viaje), y el futuro (el día 23 me voy a Estambul, y casi ni me acordaba). Me tomaré uno a tu salud, contemplando el Bósforo y pensando que, probablemente, tú en ese momento estarás trabajando (no te preocupes, intentaré que sea a una hora razonable).

    1. Estambul… Qué envidia. Asia a un lado y al otro Europa.
      Pero es igual. Me tomaré un ayran aquí en España, que es un país que está ya, no solo económicamente, sino en muchas otras cosas, por debajo de Turquía. Bastante peor. Ya lo comprobarás. Ya me contarás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s