Verano (fragmento)


Recuerdo los caminos alfombrados con las agujas secas de los pinos. Decir que era verano resulta insuficiente. Crujían.
Recuerdo los vestidos de verano de las chicas en verano. Una suave, apenas apreciable brisa, moviéndolos.
Recuerdo los polos de hielo y el sabor, al final, del palo de madera, mordisqueado.
Recuerdo aquellos veranos en la costa, lejanos, pero que siguen conectados, de alguna manera, con los veranos de ahora.
Recuerdo la algarabía sin sentido de los pájaros todas las mañanas de verano.
Recuerdo el sonido de los grillos en las noches de verano. Y el croar de las ranas en las noches de verano. Bueno, no sé qué decir más. Oídlos.
Recuerdo el olor a cloro de las piscinas.
Recuerdo a las chicharras interpretando la banda sonora del verano.
Recuerdo los puestos de melones y sandías que había en la calle durante los meses de verano. Recuerdo que los pesaban en una romana.
Recuerdo una buena sombra en el mes de julio. Los grillos derrumbando el cielo. Los gritos alborozados llegando desde la piscina. Alguien que decía: “No se mueve una gota de aire”.
Recuerdo el sol arriba inmóvil.
Recuerdo la luna de agosto, tan parecida a la de julio.
Recuerdo las noches de julio.
Recuerdo la luz férrea de agosto.
Recuerdo las cañas detrás de las dunas, agitadas por un aire abrasador en una tarde de agosto.
Recuerdo que no podía dormir la siesta.
Recuerdo las bicicletas tiradas en el suelo o apoyadas en un árbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s