Hace mucho, mucho tiempo que no escuchaba nada igual. Aún estoy conmovido

Cada nota suena casi con violencia y sin embargo, cada nota es de una belleza demoledora.

Pero lo que hipnotiza es el silencio que Monk deja entre ellas. Entre nota y nota, en ese silencio, es donde vive la música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s