El cansancio de tu mirada

No se trata, claro, de la vista cansada. Esto es otra cosa. No son los ojos quienes están cansados, es la propia mirada. Cuando lo está, la cara, como el ánimo, parece derrumbarse. No sabemos muy bien de dónde proviene ese cansancio, o, acaso, demasiado bien lo sabemos. Pero, sea como sea, da igual. La verdad es que, lo que en un principio pudiera incluso dotarnos de cierto atractivo y misterio, al final no es más que un incordio que nos deja con el aspecto de estar hechos unos zorros, de que algo pasa y no bueno.

Menos mal que las chicas de nuestra revista favorita están en todo. Y todo, hasta esto, son capaces de resolverlo en un pispás. ¿Se nota el cansancio en tu mirada? No problem.

mirada

¿Se nota el cansancio en tu mirada?
Útiles consejos para prevenir bolsas y ojeras

Ellas -las chicas de nuestra revista favorita- lo achacan a cuestiones como estas: Estrenamos el mes de diciembre, mes de las cenas, los compromisos de trabajo, las comidas familiares… Días por delante en los que, seguro, le robamos horas al sueño, con las consecuencias que esto puede tener en nuestro rostro, y especialmente en una parte: la mirada, que puede mostrarse cansada.

Uf, qué trajín. Pero, ¿no pueden pensar ellas que pueda estar motivada por otras causas?. No sé, decepciones, miedos, depresiones, problemas graves, fracasos… Y no es que le robemos horas al sueño, es el sueño quien huye de nosotros. Y claro, la mirada amanece más que cansada, extenuada. (Aunque tampoco hay que cuestionarlo todo, tienen razón en que las comidas familiares de esta época del año resultan bastante estresantes)

Pero, como dije antes, no hay problema. Ellas nos aportan unos sencillos trucos para prevenir la aparición tanto de bolsas como de ojeras y poder lucir una mirada joven y llena de luz en cualquier fiesta.

(Ah, cómo me gustaría poder lucir una mirada joven y llena de luz en cualquier fiesta. Pero, en fin)

Veamos lo que hay que hacer.

En primer lugar comprar pepinos. Hacerlos rodajas y ponérnoslas sobre los ojos. Es magnífico, dicen, para deshinchar y descongestionar las bolsas. Aunque también nos advierten que esto tiene un efecto momentáneo. O sea, que viene a durar poco más que el rato en que tenemos las rodajas de pepino sobre los ojos.

No entiendo entonces el consejo. No podemos ir por la calle -o conduciendo- con unas rodajas de pepino sobre los ojos. Debe ser bastante molesto. Sujetas con celo y con unas gafas oscuras ocultándolas, tal vez aguanten algo más sin caerse. Luego solo tendríamos que quitárnoslas justo antes de entrar en esa fiesta en la que nuestra mirada lucirá joven y llena de luz. Aunque sea por unos momentos y oliendo a pepino.

pepino

Otro consejo práctico y muy sencillo es el de lavarnos la cara con agua muy fría. Eso -dicen- ayuda a bajar las bolsas. Cuanto más fría mejor. Porque, así, lo que se te encoge es todo. Y más en invierno.

Y para las ojeras ofrecen otra sabia recomendación: el maquillaje antiojeras es la solución más rápida con la que conseguir disimular el oscuro color de las ojeras. Así que ya sabéis, para las ojeras no hay nada como el maquillaje antiojeras. Cualquier día nos explican, en otra de sus secciones, cómo asar la manteca o qué debemos llevar de postre cuando vayamos a vendimiar.

También podemos recurrir a cremas específicas -un tratamiento en serum despigmentante o blanqueante- (…) que si se conservan en frío (en la nevera por ejemplo), potencian sus efectos antihinchazón. En la nevera, por ejemplo (sic). A no ser que trabajes de forense. Ahí tienes más sitios donde elegir.

Porque si cuando te las aplicas están tibias o del tiempo, pues como que no hacen efecto. (Unos cubitos de hielo seguro que son más baratos)

Continúan dándonos consejos: Es aconsejable dormir con la cabeza más alta que el cuerpo (¿Cómo? ¿De pie?) …es decir, con una almohada o dos… (ah) …ya que provoca que el líquido se acumule menos en la zona facial, en concreto en las bolsas oculares. (…) Una cena ligera a base de verdura… (¿De pepino? ¿Mejor fría?) …y con poca sal también ayuda a una menor retención de líquidos.

Pero si con todo esto el problema no mejora, no quedará más remedio que hacernos una blefaroplastia, así como suena: una blefaroplastia. Pero nos aseguran que con esta microcirugía podemos rejuvenecer la mirada en sólo una hora y permite volver a la rutina diaria en 48 horas.

Pero no se dan cuenta que ese es el problema, que si volvemos  a la rutina diaria -y no solo en este mes de diciembre, con las cenas de empresa, las comidas familiares, las compras, los compromisos, los regalos, los niños tantas horas en casa, no solo en este mes- es más que probable que, a pesar del pepino y de la blefaroplastia, la mirada vuelva a parecer -y a estar- cansada.

Ah, una cosa más. En ningún caso llevéis las rodajas de pepino por fuera de las gafas. Los efectos, entonces, no serían ni momentáneos.

Anuncios

2 comentarios sobre “El cansancio de tu mirada

  1. ¿Y qué ocurre a quien tienes alergia al pepino?pues que lucirá además de una bonita mirada cansada unos párpados hinchadísimos y un color de fondo rojo…….vamos que súper atractiva para la cena.

    1. He conocido a alguna chica muy interesante que de vez en cuando aparecía con grandes ojeras y los ojos enrojecidos. Aunque no llegué a saber si era alérgica al pepino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s