La hora exacta, más o menos

reloj

Después de iniciar la restauración del edificio, y con el exterior ya terminado, se quedaron, una vez más, sin dinero para continuar las obras. Y creo que no va a volver a haber más. Todo lo que es el interior está como estaba, totalmente deteriorado después de años de abandono. Pero, al menos, le han lavado la cara.

Aunque, claro, tampoco tenía sentido colocar un nuevo reloj.

En una decisión bastante coherente con la situación de desastre en que vivimos, optaron por pintarlo. (Así que éste debe ser el famoso reloj que no marca las horas). Las manecillas -pequeñas manos- permanecen quietas sobre el blanco redondel, sin ninguna intención de moverse.

Porque ningún reloj en el mundo marca exactamente la hora real. Es imposible. Anda el tiempo siempre escapándose. Aunque, si lo piensas, los únicos relojes capaces de hacerlo -de dar la hora exacta, con la más absoluta precisión- son los relojes que están parados. La dan dos veces al día.

Además, tengo la sensación de que si todos los relojes marcaran la misma hora nos volveríamos locos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s