Rendija

Después de tres o cuatro días oscuros, nublados totalmente, con unas nubes del color del grafito, pudimos ver el sol durante unos minutos. Esa gran masa gris, casi negra, dejó una rendija a la caída de la tarde por la que asomaba algo de claridad. Parecía un incendio a lo lejos.

Si hubiera visto pasar un camión de bomberos a toda velocidad en dirección a la puesta de sol, no me hubiera sorprendido.

18feb13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s