Silla

No creo que el diseño escandinavo, que persigue ante todo la funcionalidad, la pureza de líneas, la accesibilidad y la armonía con el entorno, pueda llegar nunca a producir nada como esto. Por mucho que depure y simplifique sus elementos compositivos.

Aunque apenas se utilizan ya estas burrasburritas o borriquetas –como las llaman por aquí-, todavía hay quien las hace mientras poda o tala. Con cinco golpes de motosierra ya está lista.

La tengo en la habitación y huele a encina, a madera cortada, a campo.

Me gusta lo funcional que es, la pureza de sus líneas, su solidez. Es como un pedazo de entorno, tan simplificado como humilde, sobre el que me siento.

Ni siquiera he necesitado la llave allen para montarla.

burrita

Anuncios

2 comentarios sobre “Silla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s