Quema

fuegoHay momentos,
mientras se queman
los restos de la poda,
en los que uno se queda
pensativo,
con la mirada perdida.

El humo se espesa
y se eleva para
después desvanecerse.
Las ramas crujen
entre las llamas
y al rato ya solo son
ceniza.

Uno, entonces,
se queda pensativo.
Hasta que hay que volver
a avivar el fuego.

Anuncios

2 comentarios sobre “Quema

    1. Aunque hiela durante la madrugada y las mañanas son frías, a eso de las diez empieza el sol a calentar. Como el otoño, por fin, ha sido generoso este año en lluvias, el campo está verde, pletórico, lleno de flores blancas y amarillas. Los regatos corren.
      Son buenos días para quemar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s