Los nombres de las flores

Desconozco el nombre de las flores y el nombre de los pájaros. Desconozco también los nombres de la mayoría de los árboles. Y el de las nubes. Es una ignorancia que, después de tantos libros y tantos y tan inútiles estudios, molesta. Como si lo más básico, lo más importante, se nos hubiera escapado.

Miro -las flores, los pájaros, los árboles, las nubes- y no sé cómo llamarlas.

¿Cómo se llaman estas curiosas flores que han aparecido ahora de manera inesperada y fugaz? Ni idea.

Ahora las fotografío.

fritillaria

Por aquí, me dicen, las llaman campanulas o campanitas. Así que me puse, ya en casa y después de haber descargado las fotos, a comprobarlo en internet.  Pero por campanulas salían un montón de flores moradas que no eran éstas. No se parecían en nada.

¿Cuál será su nombre entonces?

Después de un buen rato de idas y venidas por la red, de manera un tanto casual y cuando estaba a punto de dejarlo, encontré estas flores en el buscador de imágenes.

Fritillaria Hispanica dicen que se llaman. Aunque en lugares más técnicos, más fiables, se refieren a ella como Fritillaria Lusitanica. En castellano son conocidas como campanicas o meleagrias. Pero nunca campanulas.

La fritillaria es un género de pequeñas plantas bulbosas de la familia de las Liliáceas, dice la wiki. Son tan frágiles que suelen crecer cerca de las rocas o paredes de piedra, como si buscaran abrigo. Porque son flores solitarias.

fritillaria23

Tienen un aspecto contradictorio entre la languidez en su manera de inclinar hacia el suelo la flor y su porte altivo, admirable si tenemos en cuenta su endeblez. El gesto de aparente humildad, de pequeño tulipán doblado hacia abajo, las convierte en flores elegantes y algo coquetas, que pretenden pasar desapercibidas y llamar nuestra atención a la vez.

Con su elegante vestido jaspeado con tonalidades rojizaoscuras y verdeamarillentas que surcan longitudinalmente los pétalos, parecen contemplar a las otras flores con cierta complacencia.

Las polinizadoras, debido a la obcecación de estas fritillarias en mirar de forma exagerada el suelo, suelen tener bastante complicado acceder a su interior. Aunque ayer, mientras hacía las fotos, vi una abeja hacer malabarismos en el aire. Hasta que consiguió entrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s