La isla de los gatos

Llovió tanto estas últimas semanas que los ríos se salieron de sus cauces, el nivel del agua subió como nunca se recuerda que lo hiciera y se inundaron las vegas y riberas. Todo quedó anegado. Los ríos siguen crecidos y caudalosos.

Los gatos vivían en las orillas, yendo y viniendo, acostumbrados a la calma y disfrutando de las noches de luna llena. A finales de marzo, cuando seguía lloviendo desde hacía más de un mes, se produjo, como cuando un recipiente se desborda, la mayor crecida del caudal del río. La tierra desapareció entonces bajo sus elásticos pies. Treparon a los árboles para no ser arrastrados. Miraban desde lo alto el desatado paso de las aguas con su habitual escepticismo.

Y seguía lloviendo.

Pasaron largas horas hasta que amainó y poco a poco fue bajando el nivel de las aguas. A la mañana siguiente ya se veía de nuevo parte de la roca que sobresale junto al puente Viejo, en la margen izquierda.

Todo esto lo cuenta el periódico. Y relata también como un grupo de chavales y chavalas están intentando rescatar los gatos que se ven aislados y sin comida. Ya han conseguido rescatar a diecinueve, aunque dos han muerto. En la isla quedan unos cincuenta.

gatos

SU SITUACION HA EMPEORADO TRAS LA CRECIDA DEL GUADIANA
Piden colaboración para rescatar a los gatos de una isla del río

No es fácil rescatarlos desde el puente. Lo están haciendo con una plataforma en la que dejan comida para que alguno de los gatos se suba y puedan entonces izarlo. Seguirán intentándolo hasta que saquen de la roca a todos. O hasta que descienda lo suficiente el caudal del río.

Luego, en una especie de piso de acogida de una asociación protectora de animales, los cuidan hasta que se recuperan -suelen hallarse en un estado lamentable- y los llevan al veterinario para que los vacune y esterilice. Intentan que algunas familias los adopten.

Porque el ayuntamiento lo único que ha hecho ha sido poner a disposición del grupo de chavales que intenta salvar a los gatos unas jaulas en la Perrera Municipal. Y allí solo acude el veterinario para sacrificar. Este servicio del ayuntamiento -ha asegurado la concejala responsable- solo es de recogida. Y cuando los animales -añadió- no son adoptados, son sacrificados.

El río sigue bajando con fuerza, con un agua más oscura de lo habitual. Pero el que haya gente como estos chicos, nos hace confiar. Y creer que muy pronto el río bajará con aguas más calmadas, más claras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s