Rebajas

Todo se desmorona. Queda, por donde vayamos, un largo pasillo de locales cerrados, una interminable acera, común a todas las calles, con negocios que se han ido al traste. Y los que quedan, se están yendo.

Pero no todos naufragan por culpa de la crisis. Hay algunos que se lo han buscado ellos solos. Eran ya negocios descabellados en tiempo de bonanza. Como éste.

Grandes machetes de asalto, ametralladoras y pistolas idénticas a las de verdad, espadas de samurái, cascos de guerreros, calaveras  de tamaño real por las que sale una víbora por el hueco de uno de los ojos, figuras de monstruos o de héroes de películas de terror… Todo un arsenal inútil, pseudobélico y pretendidamente apocalíptico.

La verdad es que no vendían mucho.

Ahora han entrado, como otras tiendas del centro comercial, en la última vorágine antes de la liquidación final tirando los precios. Los cañones los venden ahora a un 50%.

La pena es que no sean reales.

DSCN0672

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s