No se andan por las ramas

No. No se andan por las ramas. Explican en dos palabras a qué se dedican. Son bastante directos.

arrancamos_olivos

Después de haberle sometido a una poda severa, de haber removido la base del olivo y de haber cavado en torno a la peana, sujetan el tronco con los cables de una grúa o excavadora, justo por debajo de donde nacen las ramas principales, y lo mueven como si fuera una muela con caries hasta que consiguen arrancarlo, izándolo con mucho cuidado de mantener intacto la mayor parte posible del cepellón.

Hay quien planta y hay quien arranca. Quienes se dedican a esto último, al menos lo hacen con cuidado. Es su negocio.

Millares de olivos centenarios, algunos hasta milenarios, se arrancan cada año para venderlos a viveros especializados o particulares que quieren ver adornado su jardín con un árbol noble y venerable. También quedan muy elegantes en los campos de golf.

Es un buen negocio. Aunque también -creo- es un atentado contra un patrimonio valiosísimo que, sin embargo, despreciamos. Parece que nos da igual. Hay muchos. Y además son muy viejos.

Los que arrancamos aquí tienen una gran demanda en Francia e Italia. Viajan miles de kilómetros en los grandes remolques de los camiones. Es extraño verlos marchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s