Postal a destiempo

septiembre

Ya está aquí septiembre. Llevaba unos días arañando la puerta, hasta que ha conseguido abrirla.

No nos hemos saludado. Somos viejos conocidos. Nos lo tenemos todo dicho. Y no nos hace mucha gracia volver a vernos.

Al menos, al abrir la puerta, ha dejado entrar una luz distinta, más suave, tamizada, como si se apiadara de nosotros.

Septiembre, viejo amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s