Atrapados con un papel en la mano

cajero

Los hechos ocurrieron la noche del domingo al lunes.

Cuando, por fin, había podido sacar algo de dinero -ese lunes ya era el último día del mes y le habían ingresado la paga- ahora resultaba que no se abría la maldita puerta.

No era especialmente hábil con las cerraduras y, probablemente, estaba haciendo algo mal. Debía girar la manilla, tal vez, hacia el otro lado. O hacerlo hasta el final. O hacerlo con más cuidado, hasta cogerle el punto a la maldita puerta. Pero tenía que abrirse.

No se abría. Empezó a ponerse nervioso. Hacía calor ahí dentro. Y por la calle no pasaba nadie.

Decidió dejarlo unos minutos, respirar más despacio, intentar tranquilizarse y luego, con más calma, volver a intentarlo. Se habría atrancado. Era cuestión de maña desatrancarla. La maldita puerta. Llevaba días dando vueltas por el barrio sin un puto duro y ahora que tenía dinero, no podía salir.

Al comprobar que aquello, definitivamente, no se abría, comenzó a sudar de nuevo. Se hacía tarde. Pensó que tenía que llamar a su mujer para decirle que iba a llegar un poco tarde. No le iba a creer con esa excusa tan ridícula.

Pasó entonces -mucho había tardado- al empleo de la fuerza bruta. Los golpes, las patadas y todo eso. Pero aquello -la puerta, la mampara- era bastante sólido.

Antes de llamar a la policía -para que llamaran a los bomberos, al responsable de la sucursal o a un cerrajero, a alguien, a quien fuera- estuvo dándole vueltas sobre cómo lo iba a explicar para que resultara creíble. Fue a sacar dinero y ahora no podía salir del cajero. Era bastante sencillo, pero…

Llamó por fin a la policía y lo contó como pudo, bastante mal. Quedaron en que en unos minutos se acercarían a ver qué había pasado y a sacarle.

Durante esos largos minutos se sintió como estuviera siendo observado por alguien, a pesar de que no había nadie, observado y ridículo. Sacó de la cartera entonces el extracto de los últimos movimientos y lo estuvo leyendo con una atención excesivamente minuciosa.

No podía ser ese papel el resumen de su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s