Voy a tirar la basura

Ahora resulta que la frase que pronunciamos cada noche mientras nos ponemos cualquier cosa que nos permita salir a la calle de una manera medio decente: “Voy a tirar la basura”, tiene no solo un sentido literal, sino otro más profundo y hasta metafórico.

Porque cuando nos ponemos, después, el pijama -o nos quitamos lo que llevamos puesto (que no era suficiente para salir a la calle, pero que ahora sobra)- para meternos en la cama, también vamos a tirar la basura. Si conseguimos conciliar un sueño tranquilo y reparador, que esa es otra.

Esto venía el otro día en el periódico:

sueño

Un estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores dirigidos por el codirector del Centro de Neuromedicina Traslacional del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Nueva York, ha descubierto un sistema que elimina residuos del cerebro, y que dicho sistema actúa con mayor efectividad y rendimiento mientras dormimos.

Maiken Nedergaard, el codirector de todo aquello de nombre tan largo, ha declarado que “la naturaleza reparadora del sueño parece ser el resultado de la liquidación activa de los subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia”.

Me encanta cómo se explican los codirectores. Así, de esta manera, cuando tiramos la basura, no tiramos la basura, estamos llevando a cabo la liquidación activa de los subproductos de la actividad diaria que se acumulan en el cubo de la basura durante el día. Queda mejor así.

Otro tema -algo más peliagudo- sería el de la definición exacta de cuáles serían esos subproductos generados por la actividad neuronal que acumulamos mientras estamos despiertos. Porque ¿cómo distinguir un subproducto de los otros que no son sub? ¿Qué podemos hacer para no generarlos? ¿Por qué hay días, semanas enteras, en las que no generamos más que subproductos?

Y, ¿qué ocurre cuando se han generado cantidades ingentes de subproductos debido a una incansable -y bastante estúpida- actividad neuronal y luego no hay manera de conciliar el sueño, o se concilia malamente, y así no hay forma de que se ponga en marcha de una vez ese sistema que los elimina?

La sensación al día siguiente, entonces, es la misma que cuando te levantas por la mañana y no recordabas que aún continúa esa maldita y prolongada huelga de recogida de basuras en la ciudad; pero ahí siguen para recordártelo, delante de casa, los cubos rebosantes de basura de varios días sin recoger.

science

Además, el estudio en cuestión -que ha publicado la revista Science– continúa explicándonos que durante el sueño, las células del cerebro se reducen de tamaño. (Tal vez esto explique lo que, a menudo, ocurre en las camas cuando coinciden en ellas más de una persona a la vez. Aunque esto es otra historia y creo que no viene al caso)

El hecho es que esa reducción del tamaño de las células del cerebro-según los autores de estudio dirigidos por el codirector- permite desechar los residuos con mayor eficacia.

Gracias a la avanzada microscopía de dos fotones, los investigadores han podido observar en ratones -porque según ellos, sus cerebros (los de los ratones) son muy similares a los de los seres humanos (puedo dar fe de ello: conozco algunos casos de similitudes asombrosas)- una especie de sistema de tuberías, parecidas a los vasos sanguíneos del cerebro y a las bombas de líquido cefalorraquídeo, que se despliegan en los tejidos del cerebro.

Es a través de este sistema de tuberías por donde se purgan los residuos del sistema circulatorio -si consigues dormir, claro. Lo más sorprendente es que, una vez eliminados, finalmente hacen su camino hacia el sistema de circulación general de la sangre y, en última instancia, el hígado.

Bueno, les dejo. Voy a tomarme algo. Pobre hígado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s