Totentanz (Dos de noviembre)

Totentanz

La danza de la muerte tiene una coreografía muy precisa, aparentemente improvisada.

Ella, mientras, sonríe. Solo sonríe.

A lo lejos se oyen las campanas. Suenan lentas, como si quedaran suspendidas en el aire. Traen al pueblo calma y desolación.

Los muertos, un buen día, decidieron poner tierra por medio. Quiero creer que nos echan de menos. Que se acuerdan de nosotros de vez en cuando.

La muerte. La muerte no es más que un atajo. Por eso la vida prefiere dar tantos rodeos.

La vida dificulta la muerte. Hace lo que puede. Sigue.

Ella sonríe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s