Farolas

En la pequeña capital provincial del territorio -como ocurre en todas las pequeñas capitales provinciales- un tranquilo paseo de aire finisecular de anchas aceras que se extienden sin prisa bajo viejos y copudos árboles, a cuya sombra se suceden numerosos bancos, alguna que otra fuente en la que beben las palomas y los gorriones, dos o tres estatuas de olvidados próceres o vates locales, un par de mínimos kioscos de prensa y un decimonónico templete de música siempre vacío, es suficiente para detener el tiempo.

A uno le dan ganas de hacer el ademán de sacar de la faltriquera el reloj de cadena para comprobarlo.

El otro día se dieron cuenta en el periódico de que, ocultas, escondidas, inadvertidas, todavía quedan tres viejas farolas de las primeras que se instalaron, allá por los años veinte del siglo pasado, y que llevan más de cincuenta años sin funcionar. Sin alumbrar y sin posibilidad de hacerlo.

farolas2

Se mantienen erguidas, llenas de óxido, como impertérritas y hasta enredadas entre las ramas de los árboles del paseo.

Probablemente fueron las primeras luces que iluminaron la ciudad cuando llegó el alumbrado público eléctrico a esta lejana y pequeña capital de provincia. Cuentan que la primera estación eléctrica que las alimentaba, generaba tanto ruido que los vecinos que vivían cerca la sabotearon en más de una ocasión, con la única intención de poder dormir.

Estas viejas farolas inservibles, ignoradas, pero elegantes y adornadas por unos dibujos de forja de aire modernista, son bastante más altas que las que ahora funcionan. Parece, incluso, que las miran por encima del hombro, con la dignidad que les otorga el óxido y el paso del tiempo en una pequeña capital de provincia.

farola

Curiosa -o metafórica- mente, las que ahora alumbran lo hacen de manera insuficiente, escondidas como están la mayoría entre la confusa y tupida fronda de las ramas de los árboles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s