A cierta edad

mirror

A cierta edad,
cuando nos miramos
en el espejo del cuarto de baño,
nos apoyamos en el lavabo.

Nos apoyamos en el borde del lavabo
y nos miramos a la cara,
como si buscáramos algo
que hemos perdido.

Anuncios

3 comentarios sobre “A cierta edad

  1. Casi siempre está sembrado, Isa… Pero yo cuando me miro al espejo pienso en lo que he ganado, no en lo que he perdido. Así somos los optimistas.

    1. ¿Cómo que casi siempre…?

      Ya en serio, no sé a quién de las dos responder.

      Porque también podríamos mirarnos a la cara, mientras nos apoyamos en el borde del lavabo, como si buscáramos algo que hemos ganado y no sabemos muy bien qué es, ni para qué.

      Como verás, h., soy un optimista empedernido. Un optimista un tanto extraño, pero empedernido.

      Gracias por comentar.

      Aunque no me confundáis siempre con el que escribe. Solo a veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s