Colofón

Hasta el rabo, todo es toro. En este caso, hasta el colofón, todo es libro.

Estaba estas tardes de atrás leyendo una antología de Dramas litúrgicos del siglo XVI: Navidad y Pascua, Ed. Jaime Moll. Taurus, Madrid, 1969, (ejem, glups, argh, sorry), más que nada por pasar el rato, cuando, al llegar a la página final, descubrí una errata en el colofón (más ejem, glups, argh y sorry; ya es síntoma de algo irreparable el leer este tipo de libros, pero el leer también hasta el colofón, lo agrava aún más)

Antes, todos los libros llevaban un colofón, que no es más que esa anotación que aparece en la última página en la que se detallan los datos más básicos de la publicación, como el nombre de la imprenta, el domicilio de la misma, el lugar y la fecha, indicando el día, mes, año, santo del día o efemérides señalada.

Era una forma de terminar como dios manda.

Pero a pesar de la pulcritud de la edición del librito en cuestión, se les escapó, ya al final, cuando todo el trabajo estaba perfectamente corregido, una errata, en la penúltima línea. Suele suceder. Quién iba a mirar -y corregir- el dichoso colofón (ejem, glups, etc.)

colofón

Aunque peor hubiera sido cometer alguna errata en la fe de erratas. Hubiera sido un lío tener que añadir una fe de erratas de la fe de erratas.

Las erratas permanecen acechantes, escondidas, obligadas a mantenerse ocultas aunque estén tan a la vista. Pero, en ocasiones, saltan y se apoderan de la página, la iluminan. A menudo parecen reírse, como si se ufanaran de haber creado una nueva -y disparatada- palabra.

Aquí, la imprenta -los talleres tipográficos, como especifican- estaban en la calle del Amor Hermoso, en el madrileño barrio de Usera, pero por culpa de los duendes que pululaban en esos talleres, ese Amor Hermoso queda finalmente convertido en Amor Mermoso.

Me ha dado por pensar que este neologismo tal vez tenga su origen etimológico en la palabra merma. ¿O es que acaso no merma el amor?

Pero, en cualquier caso, el amor, por mucho que cambie o mengüe, o incluso desaparezca, no deja de ser mermoso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s