No los toques, por favor

Corrían los años ochenta cuando todo brillaba y hasta los maniquíes, rígidos los cuerpos, estaban de fiesta. Ahora corren otros años -¿cómo se llaman estos años?, ¿los diez?- y sólo hay espacio para la desolación en los escaparates vacíos.

Aunque, claro, debe ser la edad. Entonces éramos jóvenes. Y si, ciertamente, eran malos tiempos para la lírica, al menos algo quedaba de ella.

Ahora nada.

La fiesta de los maniquíes hace tiempo que terminó. Ayer sacaron los últimos a la basura.

maniquies

Anuncios

2 comentarios sobre “No los toques, por favor

    1. También cantaban aquello de no mires a los ojos de la gente, y en eso, tristemente, sí que les hemos hecho caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s