Apretar durante unos segundos una pelota de tenis y soltarla

Las generaciones futuras nacerán con giba. Es de día y caminan, o permanecen de pie, encorvados, ajenos al mundo exterior. Ayer vi como uno de esos individuos enfrascados que caminaba deprisa con el móvil en las manos y sin mirar la acera, estuvo a punto de darse de bruces contra un ciego. Que también venía sin mirar.

Cuando es de noche la pálida y fría luz de la pantalla ilumina sus rostros. Sonríen.

Todo esto -refunfuña uno que se ha quedado obsoleto- viene a cuento porque, al volver a ojear, después de meses de abandono, nuestra revista favorita, he comprobado que nuestras chicas favoritas de nuestra revista favorita siguen estando en todo y aportando soluciones a los problemas reales que tenemos hoy en día. Como los diversos dolores provocados por el uso del móvil.

Así que aquí nos dan algunas claves para evitarlos o mitigarlos. Ah, si no fuera por ellas.

ejercicios - copia

Ejercicios… ¡para adictas al móvil!
No te pierdas estos útiles ejercicios para manos y dedos si ‘whatsapp’ u otras aplicaciones se han convertido en indispensables para tu vida diaria

No es que sean indispensables en nuestra vida diaria, es que para mucha gente su vida diaria está ahí dentro. Fuera, todo es peor, o, al menos, carece de sentido. Nos cuentan nuestras chicas favoritas de nuestra revista favorita que es algo ya inevitable:

Sólo tienes que echar un vistazo a tu alrededor: el móvil se ha convertido en una especie de prolongación de nosotros mismos.

Pero no nos engañemos. Somos nosotros ya una prolongación del móvil. Da la impresión de que no somos más que una -otra- app que nos hemos descargado -o que el móvil se ha encargado de descargar(nos). Una app, por cierto, no muy lograda.

Aunque no está bien visto hablar de adicción, cada vez son más las personas que incluso interrumpen el sueño para volver a coger el móvil. Como dicen nuestras chicas favoritas de nuestra revista favorita, toda una auténtica revolución en la forma de comunicarse.

Pero, claro, estar tantas horas pegado al teclado puede tener sus consecuencias negativas para tu salud, aunque no lo hayas pensado. Ya están ellas para prevenirnos. Acuden incluso a pedir consejo a una doctora de evocador nombre (mi médico tiene uno bastante más pedestre).

“Algo tan simple como teclear sobre una pantalla o botones puede generar un dolor agudo causado por la irritación e hinchazón de la muñeca y los pulgares, dando origen a la tendinitis de Quervain”, explica la doctora Mar Mira.

Y nos da una serie de sencillos consejos prácticos. Como, por ejemplo, que si vas a escribir algún mensaje largo es mejor apoyar los brazos sobre una superficie plana. Creo que Cervantes, cuando se puso a escribir el Quijote, prefirió hacerlo sobre una mesa.

También nos dice la doctora que es importante hacer alguna pausa. (Yo ya decidí hacerla, pero me da la impresión de que está siendo demasiado larga. No se debe referir a este tipo de pausas. Eso sí, lo poco bueno que está teniendo esta pausa en la que me hallo, es que he evitado la fastidiosa tendinitis de Quervain. Algo es algo).

Smartphones

Los ejercicios que propone la doctora son sencillos:

“Se trata de ejercicios que puedes hacer incluso en la misma oficina, ya que no llevan mucho tiempo y no es necesario ningún tipo de aparatología”, afirma la experta.

Cuando termina el día puedes aprovechar para hidratarte las manos con crema. (Pero ¿y si te llaman en ese momento? ¿Qué hacer entonces con las manos pringadas? ¿Esperar? ¿Limpiártelas? ¿Contestar así?)

Ya, de paso, siempre que no te llamen, puedes masajear las zonas que más sufren con pequeños movimientos circulares desde la articulación hasta la punta de los dedos. No sé, tienen que ser los círculos muy pequeñitos para no salirte del dedo.

Otro ejercicio consiste en unir las manos con las palmas y, a continuación, separarlas manteniendo siempre unidas las puntas de los dedos. Esto empieza a ser divertido.

También nos recomienda, para coger flexibilidad y resistencia en los dedos, situar la mano boca abajo sobre la mesa de la oficina e intentar levantar lo máximo posible los dedos de uno en uno. Espero que no me vea nadie.

También es importante fortalecer la muñeca. Puede ser positivo, nos dice la doctora. Basta con hacer girar la muñeca hacia ambos lados, hacia delante y hacia atrás para, a continuación, apretar durante algunos segundos una pelota de tenis y soltarla.

La dejo caer. Veo entonces cómo bota. Es extraña. No tiene teclado ni pantalla. Ni on ni off. ¿Por dónde cargarán la batería?

tennis_ball

Anuncios

4 comentarios sobre “Apretar durante unos segundos una pelota de tenis y soltarla

  1. esta reflexión tuya me la hago muy a menudo. miro desde fuera los cambios en los comportamientos sociales que ha introducido el móvil y me aterran. me pregunto si, a pesar de mi estupor, me salvaré de terminar engullida por algún dispositivo móvil con pantalla táctil inteligente… y si, de no hacerlo, me veré forzada a cambiar de especie. y terminar conviviendo con… gorriones, o perros de la pradera….

    1. Yo no siquiera me pregunto si me salvaré de terminar engullido por todo esto. En el momento en que un aparato de esos caiga en mis manos -de momento, me resisto- acabaré como el resto. Más enganchado si cabe.

      Por lo que se refiere a cambiar de especie, me lo has puesto difícil. Un gorrión, un perro de la pradera… Ummm, no acabo de decidirme.

  2. Qué chicas más majas y qué consejos tan de actualidad. Pasan a ser mis favoritas desde ahora mismo. Y no escribo más que tengo que apretar la pelota. Saludos a todos los perros y gorriones

    1. La verdad es que me lo ponen muy fácil. Mis chicas favoritas de mi revista favorita dan mucho juego. No es la primera vez que aparecen por aquí, pero las tenía olvidadas desde hace casi un año. (La última vez que me acordé de ellas fue en marzo del año pasado: https://quadernodenotas.wordpress.com/2013/03/13/cocinas/ Creo que te va a gustar el enlace)

      Me he dado cuenta de que si hay algo que permanece incólume en estos tiempos tan no sé, inestables tal vez, revueltos, extraños, difíciles, si hay algo que permanece inalterable, iba a decir inasequible al desaliento, es nuestra revista favorita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s