Autopodorretrato

espejo

Autorretrato de mis zapatos reflejados en un espejo tirado en la calle, apoyado en la valla de un solar, entre cristales rotos sobre la acera sucia de basura y cosas tiradas, como si hubieran abandonado los trastos inservibles de una mudanza o los restos de un cuarto de baño, de noche, ya tarde, después de haber llovido todo el día, en una calle bastante tranquila y poco importante, en la que apenas pasan coches, apenas pasa gente, y unos cuantos gatos se agazapan debajo del calor del motor de los coches recién aparcados o recorren el solar abandonado, entre la hierba crecida y los cascotes, donde antes hubo una casa y ahora queda un hueco al que se asoma, de vez en cuando, algún inquilino de los edificios colindantes que se acoda en la ventana del cuarto de baño a fumarse un cigarrillo, mientras la noche amortigua el sonido de los latidos del día y un individuo se para en la acera, saca una pequeña cámara de fotos y fotografía algo que hay en el suelo, un montón de basura, muebles abandonados, un espejo en el que se refleja y en el que no cabe.

Anuncios

2 comentarios sobre “Autopodorretrato

    1. ¿Por qué los solares y los descampados resultan tan atrayentes? ¿Nos están mostrando, acaso, cómo era antes todo? ¿O cómo será después?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s