Prácticas refrigeradas

Aunque ya no estoy en edad de ponerme a hacer cursos, no sé qué cara me debieron ver para que me dieran, mientras esperaba en un semáforo en la acera, este papel.

tanatos

Curso de Tanatoestética
Prácticas en tanatorio

Así, de entrada, me pareció algo atractivo, distinto, siempre que fuera capaz de superar mi prevención ante este tipo de cosas y pudiera no ponerme malo -y vomitar- cuando entrara a clase. Especialmente, a las clases prácticas.

En las de odontología, incluso con la anestesia, se puede llegar a quejar el paciente ante la inexperiencia del aprendiz; también, en las de peluquería, ante el desastre inminente de un corte de pelo digamos que medieval; y no digamos si estás en prácticas en una peluquería canina: pueden llegarte a morder.

La ventaja de estas prácticas refrigeradas es que, hagas lo que hagas y quede como quede, el cliente, no se va a quejar. Si se te va la mano y le cortas, o pegas más tirones de los precisos, tienes la seguridad de que no va a decir ni mu.

Después de haberme pasado toda la vida estudiando esto y lo otro y lo de más allá -con bastante poco provecho, todo hay que decirlo-, por fin encuentro un temario en condiciones, preciso y práctico.

Están las asignaturas más evidentes -anatomía, fisiología, toxicología, medicina legal y cosas así; que son, digamos, las más coñazo-, pero luego, enseguida, empieza lo bueno.

Después del Aseo y Desinfección, ya metidos en materia y con las manos, por decirlo de alguna manera, en la masa, habrá que empezar sin más dilación a poner en práctica las Técnicas de Sutura y Vendaje.

Al tiempo, nos explicarán la importancia y precisión de los Taponamientos. No está el individuo en cuestión en situación de controlar ya nada, así que todo debe quedar debidamente obturado. (A veces le asalta a uno la sensación de que el ser humano tiene demasiados agujeros. No sé)

Para aquellos alumnos más inclinados a las cuestiones menos fisiológicas y más estéticas, está la asignatura de Enferetramiento, en la que pueden explayarse y alardear de su buen gusto y delicadeza para los detalles. (Enferetramiento. Magnífica palabra que no conocía. Por cierto, ¿cómo se declina el verbo enferetrar? ¿Puede ser reflexivo?)

Nunca hubiera imaginado que la tanatopraxia y la restauración cadavérica ofrecieran una posibilidad segura de trabajo. Aunque si eres un poco melindroso, también está la taxidermia. Parece que con los animales da menos cosa.

Porque estamos en una academia seria y ante un curso práctico. Aquí no hay muñecos o sucedáneos. De nada valdría practicar con ellos. Así, si alguien que lea este papel y esté dudando si apuntarse o no, al ver que -según anuncian con especial relevancia- garantizan, como mínimo, que cada alumno va a trabajar con 8 o 10 fallecidos, creo que ya no le quedará ninguna duda.

tanatos2

El curso es real como la muerte misma.

Tampoco sé por qué nos sorprendemos de que exista este oficio. Ya en Egipto era muy habitual y estaba muy bien pagado.

Si hay esteticistas y maquilladoras -y maquilladores- para bodas y eventos especiales, -también las -los- hay que trabajan en las más caras producciones del cine porno: hacen un trabajo excelente con las actrices, las dejan guapísimas y espectaculares, para luego, al final de la escena, acabar como acaban-, no sé por qué no se les da más importancia a estos -estas- profesionales de la tanatoestética que se dedican a adecentarnos para el último viaje.

Si hay que maquillarse para eros, también es lógico que haya que maquillarse para tánatos.

Aunque creo que a Caronte le da igual la pinta con la que nos presentemos.

Anuncios

5 comentarios sobre “Prácticas refrigeradas

  1. Excelente! corto, preciso y a la vena. Me recordó mucho una historia en the sandman, “Funerales”, en que un joven aprendiz de la Necrópolis habla sobre los ritos de la muerte.

    Y, sí, es cierto, a Caronte no le importa como llegues presentado. Pero no se te ocurra llegar sin una moneda.

    1. Y si llevas una moneda de más valor de lo que cuesta el pasaje -por cierto, ¿cuánto cobran por llevarte al otro lado?-, creo que no te da ni la vuelta.

      1. tengo entendido que la tarifa mínima es una moneda de cobre y todos pagan lo mismo. aunque lleves una fortuna, Caronte no da vuelto ni te reserva asiento en primera clase.

      2. Supongo que tampoco dejará pagar con tarjeta.

        Eso está bien. Tarifa mínima y todos en clase turista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s