La piel de los delfines también brilla bajo la lluvia

Fred_Neil

Tenía demasiada buena voz y cantaba demasiado bien para triunfar en el mundo de la música.

Antes de que empezara todo, Fred Neil llegó a Nueva York a finales de los cincuenta con la intención de abrirse paso como cantante y compositor. Algunas de sus canciones interesaron a las editoriales musicales más importantes. Una de ellas fue cara B de uno de los singles de Roy Orbison.

Muy pronto se convierte en uno de los cantantes más conocidos del circuito de los clubs de música folk de Greenwich Village. Llega a ser una especie de maestro de ceremonias de uno de los más prestigiosos, el Cafe Wha? Allí toca a diario para marineros, turistas y beatniks que abarrotan el local, entre el ruido de las copas, las conversaciones in crescendo y el humo que lo inunda todo hasta el techo.

Poco después, justo cuando estaba empezando todo, llega a Nueva York un joven de las montañas, de aspecto aniñado pero desafiante y voz algo aguda. Viene con la intención, también, de abrirse camino en el mundo de la música.

Después de varias semanas soportando el frío intensísimo de ese invierno de 1961 recorriendo los clubs folk del Village, consigue por fin su primer trabajo. Fred Neil ve algo en él y le dice que puede acompañarle con la armónica. Es la primera vez que se sube a un escenario. El jovencito utilizaba el seudónimo de Bob Dylan. Años después alcanzaría cierto éxito. Aunque, esa, es otra historia.

Fred es ya una institución en los ambientes folk. Su voz de barítono, profunda y conmovedora, su peculiar manera de rasguear levemente la guitarra y sus composiciones repletas de serenidad, le convierten en una pequeña leyenda, en un tesoro oculto disfrutado solo por unos pocos.

bleecker & macdougal

En 1964 publica su primer disco, Tear Down The Walls, grabado a dúo y compartido con Vince Martin. Al año siguiente graba su primer disco en solitario, Bleecker & MacDougal. En 1966 edita Fred Neil y un año después, Sessions. Son absolutas joyas llenas de canciones delicadas y perfectas. Después de este último LP no volvió a grabar nada más. Prefirió irse al sur. Desaparecer.

Pero sus canciones empezaron a rodar de unos intérpretes a otros. Crosby, Stills & Nash, cuando decidieron grabar juntos, estuvieron a punto de hacerse llamar Sons of Neil.

Su momento de fama le llegó cuando decidieron elegir su canción Everybody’s talking para la banda sonora de Midnight Cowboy. Iba a interpretarla él, pero le dijeron que tenía que acortar la canción y cambiarle el ritmo. A lo que Fred se negó. Fue Harry Nilsson quien finalmente la interpretó.

Fred_Neil

Agobiado por los rascacielos de Nueva York y el negocio musical, decide marcharse a Florida y llenarse los pies de arena de playa. Allí descubre su nueva pasión por los delfines.

En 1970, junto a su amigo Ric O’Barry -que fue el adiestrador de Flipper (creo que sois demasiado jóvenes para acordaros de Flipper)- funda The Dolphin Project, con el objetivo de detener la captura, el tráfico y la explotación salvaje de los delfines. Organiza, durante los años setenta, diversas giras benéficas y grupos activistas en defensa de estos animales.

I’ve been searchin’ for the dolphins in the sea
And sometimes I wonder, do you ever think of me?

Grabó su último disco en 1967, luego desapareció y abandonó lo que pudo ser una fructífera carrera musical, pero las pocas canciones que nos ha dejado, de frágil y sombría belleza, siguen temblando en el aire muchos años después. Su vibración perdura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s