Del callejero

No sé por qué nos empeñamos en poner nombre a las cosas que ya lo tienen.

Ya resulta bastante odioso e irritante que pongan el nombre de las calles -además, lo hacen con el de grandes prohombres o fechas gloriosas- los que se sientan en una corporación municipal.

Pero cuando conservan el original, caen, a veces, en el ridículo de calificar -tal vez por normalizar el tipo de vía en el callejero, no sé- dicho nombre.

callejilla

Calle Callejilla. O calle Callecilla, calle Callecita, calle Calleja, calle Callejuela o calle Callejón. Sin olvidarnos, claro, de la calle Calle.

Pero, por mucho que se empeñen, no es la calle Callejilla. Es la Callejilla. Sin más. De toda la vida. En este pueblo no hay otra.

Aunque ya se sabe que los de la corporación -o los que se encargan de estas cosas- son, sin que sirva de precedente, personas humanas.

Anuncios

2 comentarios sobre “Del callejero

  1. En una coperativa de viviendas, los cooperativistas decidieron nombrar sus calles con nombres relacionados con la informatica…. o con el teclado del ordenador, solo recuerdo un propietario que estaba muy contento porque vivia en la “calle @ y el nombre lo puso el.

    1. Debe resultar bastante incómodo vivir en la calle Spam. Preferiría vivir en la avenida Scape.

      (Bienvenida de nuevo al mundo irreal de este bloj. Cuánto tiempo…)

      Tampoco es un mal sitio la plaza de Reiniciar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s