Una mínima coherencia

Sé que muchas veces, para vivir, es bueno dejar la lógica de lado, incluso resulta divertido -y hasta necesario- no ser coherente. Pero creo que esto que les voy a contar -y que leí en el periódico el otro día- no tiene nada que ver.

Esto no es lógico ni coherente, y mucho menos, divertido, no sé si necesario. El amor a los animales -o al menos, el respeto hacia ellos- resulta en este caso un tanto paradójico.

Pero el ser humano suele actuar así. Nuestra vida diaria está llena de comportamientos similares.

plaza_de_toros

Cuando el toro irrumpe en la plaza está aturdido, con miedo y furia a la vez. Todo le altera. Creo que intuye que va a morir. Su respiración se agita hasta el paroxismo. Mira hacia arriba y ve el cielo azul y redondo. Pero esto no le tranquliza.

Como tampoco se celebran tantas corridas -se pueden ya contar con los dedos de una mano, al cabo del año- la plaza permanece en silencio y vacía la mayor parte del tiempo.

Como en esta deliciosa población se cuentan hasta doce colonias formadas por cerca de ochenta parejas de cernícalo primilla -la única rapaz capaz de vivir en entornos urbanos- han pensado los responsables de eso que los políticos llaman medio ambiente, para favorecer la llegada de turistas amantes de la observación de pájaros, que no es mal lugar la plaza de toros para que aniden.

Aprovechando la rehabilitación de su cubierta, su limpieza y la colocación de nuevas tejas, han pensado en la instalación de cajas-nido para el anidamiento de los cernícalos primilla.

Con buen criterio y escrupuloso respeto a estas aves, han decidido los responsables de eso que los políticos llaman medio ambiente, retrasar las obras a julio o agosto, ya que ahora es época de cría y no se les puede molestar.

Más adelante, alguna tarde de las fiestas de agosto, el toro, caído en el suelo con la espada atravesada, mirará hacia arriba antes de morir, hacia ese cielo tan azul y tan redondo, pensando en que la vida, al menos para los que no son cernícalos primilla, carece no ya de lógica, sino de una mínima coherencia.

Anuncios

2 comentarios sobre “Una mínima coherencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s