Trabamentes (3)

noche

La vida es sueño,
pero también da sueño
y, demasiado a menudo,
nos quita el sueño.

Aunque los sueños, al fin,
nos dan la vida,
también esos mismos sueños,
demasiado a menudo,
nos apartan de la vida
y nos quitan el sueño.

Por eso solo sueño
con poder soñar,
aunque ya no creo
que se cumplan los sueños.
Ahora, solo me conformo
con poder soñar
mientras duermo despierto.

Me duermo cuando no vivo
y me duermo cuando no sueño,
la cuestión es que me duermo
incluso cuando sueño que vivo.

Cuando sueño, al final,
siempre me despierto,
pero cuando me despierto,
sigo soñando.

Sueño que sigo soñando,
y sueño que la vida,
me da sueño
y, al mismo tiempo,
me quita el sueño,
tal vez porque la vida
no es más que sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s