Parte del día (3)

Aunque es verano -o por eso mismo- siguen pasando cosas en la pequeña capital del territorio. El calor, pasar tantas horas juntos, el calor, comprobar que el tiempo se detiene pero nuestra vida sigue sin un rumbo definido y que empieza a dar tumbos, el calor, el no saber qué hacer… El calor y los aparatos de aire acondicionado goteando sobre las aceras.

Ayer, como todos los días, la policía tomó nota -sin mucho apasionamiento, algo que se agradece infinito- de las cosas que ocurrieron. Nada importante.

(Pero, ¿qué es lo realmente importante?)

parte

El domingo, cuando la grúa retiró un vehículo de la plaza del Duque, el agente sufrió una agresión por parte del propietario del automóvil. No nos dicen si hacía mucho calor.

El sábado, a eso de las doce y media de la noche, una mujer, delante de su propia casa, era incapaz de abrir la puerta porque se había caído. Acudió una dotación de la policía junto con el cuerpo de bomberos -supongo que no todos. Finalmente fue atendida por los médicos. No nos dicen si fue trasladada al hospital o pudo, por fin, entrar en su casa y descansar.

Dejaría, entonces, la ventana abierta esperando que corriera algo el aire.

Esa misma noche del sábado – ya saben, el calor sofocante incluso de noche, comprobar que el tiempo se ha detenido, etcétera- había un vehículo volcado en medio de la calzada. Resultaba chocante porque no había señales ni restos de un posible accidente. Simplemente estaba boca abajo en mitad de la calle.

La policía, en su parte, lo explica de manera bastante escueta: Fue un acto de vandalismo. Hay gente, entonces -supongo que por el calor-, que se dedica a dar la vuelta a los coches. No está mal. Las tres dotaciones que acudieron al lugar lo solucionaron, no sin algún esfuerzo: El vehículo se devolvió a su posición original.

El viernes anterior, alertados, los agentes tuvieron que acudir a un domicilio a altas horas de la madrugada. Hacía también mucho calor. Lo que sucedió queda titulado, en el parte de la policía, como Disputa.

A las 4.40 horas una mujer se marchó de casa andando tras una discusión. El marido llamó a la policía porque teme que le ocurra algo a su esposa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s