No es tiempo de flores

Lo que en el invierno era un brote tierno, verde, amargo y fresco, ahora, en mitad del verano, se ha convertido en un arbusto seco e intrincadamente espinoso.

El incauto espárrago se ha convertido -algo que no todos pueden decir- en toda una señora esparragueraAsparagus albus-, seca, leñosa y con todas las lecciones aprendidas. Vive a la defensiva, intentando completar su ciclo de vida.

Pero algunas -no les ocurre a todas- solo algunas, de repente, en pleno agosto, a pesar de su apariencia de estar muertas, totalmente secas, florecen, sus tallos espinosos se cubren de centenares de flores diminutas -su tamaño es milimétrico-, blancas, inexplicables.

Pero ¿no habíamos quedado en que ya estaban secas? ¿A qué vienen, entonces, estas flores?

¿Nos hemos equivocado en algo?

flor Asparagus albus 1

flor Asparagus albus 2

flor Asparagus albus 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s