¿Por qué escribes?

lapiz

I

¿Por qué escribes?

Porque a veces me siento y pienso. Me siento y garabateo algo, unas líneas, ni siquiera un dibujo. Luego, de repente, vienen las letras, las palabras, las frases.

Entonces, la pregunta no es ¿por qué escribes? La pregunta debe ser ¿por qué pienso?, ¿por qué, cuando me siento y pienso, garabateo algo, unas líneas, algo en el suelo con un trozo de rama seca o con el dedo?

La otra pregunta, más compleja, sería ¿por qué cuando me siento y pienso y garabateo unas líneas, ni siquiera un dibujo, vienen, de repente -y ¿de dónde?– las letras, las palabras, las frases?

¿De dónde viene el sentido de las frases? ¿Por qué dicen, finalmente, -o lo intentan- lo que quieren decir?

Y, en definitiva, ¿por qué ese impulso por decir algo, algo con sentido, cuando con un simple garabato arañado en la arena con una rama seca -o un lápiz en un trozo de papel- es suficiente?

II

¿Por qué escribes?

Sería mejor que me preguntaras ¿contra quién escribes?, o ¿contra qué escribes? Tal vez contra la vida, es decir, contra la muerte, contra su falta de piedad, contra su falta de sentido.

O tal vez escribo contra mí mismo.

III

¿Por qué escribes?

Para nada. ¿Es que todo, acaso, ha de tener una utilidad? Escribo porque no sirve para nada.

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Por qué escribes?

  1. ¿Por qué los que escriben siempre se preguntan por qué lo hacen? Debe de ser por esto último que dices, porque como no vale para nada hay que buscarle una justificación. Aunque yo creo que sí vale para algo, para entretener al que lo escribe y a veces al que lo lee. ¿Qué sería de nuestras vidas sin entretenimientos?

    1. Más que una justificación, tal vez se trate -esto de autopreguntarse por el hecho de escribir- de un síntoma bastante acusado de ombliguismo narcisista. O de narcisismo ombliguista. O de falta de temas y de imaginación.

      Gracias por leer (y por seguir entreteniéndote y entreteniéndonos)

    1. Me has recordado esa canción que dice aquello de volando voy, volando vengo, por el camino yo me entretengo.

      Y, un poco, es así.

  2. Tú sigue entreteniéndote en el camino. Los demás también.
    Y el utilitarismo, ya sabes, muchas veces lo encuentran los demás sin tú buscarlo.
    Quizás es que yo soy una aprovechada…

    1. Todos nos aprovechamos de lo que podemos, de lo que encontramos, de lo que nos puede resultar útil… Yo no hago otra cosa.

      Y es cierto, el concepto de utilidad es bastante personal y diverso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s