Un árbol dibujado en el suelo

sendero_hormigas

Andando ayer, después de la tormenta y de la lluvia -imprevista y desordenadamente- caída, por una de las suaves laderas del territorio, puro pasto seco ya en estos días finales del verano, descubrí, ahora más a la vista, los pequeños caminos que trazan en el suelo las hormigas -incansables y constantes- hasta el hormiguero, en busca de comida para el invierno o de algo más que desconocemos.

El dibujo de sus pasos -apenas filamentos- delinea en el suelo la silueta de un árbol o la del delta de un río o la de un jardín en el que los senderos se bifurcan o la de una mano abierta o la de las venas que se comunican o la de un reguero de pólvora o la de una caligrafía exacta de la vida, yendo sin saber hacia dónde, antes, durante y después de la tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s