Caperucita Roja, su abuela y el lobo. Otro cuento real

A la abuelita le gustaba disfrazarse de Caperucita y a Caperucita le gustaba disfrazarse de lobo. Tal vez por eso el lobo estaba confuso y un poco deprimido.

Tenía, además, desde hace tiempo, un conflicto interno que le atormentaba. Aunque era un lobo, se sentía, desde que era un lobezno, loba. Cuántas veces, en la soledad de su guarida, ensayaba con delicadeza -con toda la delicadeza de que es capaz un lobo- gestos y ademanes de loba. Luego tenía que representar, cuando salía al bosque, el papel de lobo. De lobo feroz, además.

She_was_astonished_2

La abuelita no se resignaba al paso veloz e implacable de los años y, cuando estaba sola, iba al cuarto de Caperucita y se ponía su ropa, esas capas y falditas tan cortas y provocadoras que la jovencita llevaba con ese aire tan malsano de falsa ingenuidad. Estaba vieja y encorvada y tenía grandes dificultades para embutirse esa ropita tan roja y tan escasa, pero cuando se miraba al espejo, sonreía, todavía se acordaba de cómo sonreír con falsa ingenuidad.

Caperucita estaba harta de todo. La vida -la vida que llevaba- le aburría y le estaba empezando -tan joven- a resultar insoportable. Solo cuando se ponía el sol y la noche cubría todo el bosque, buscaba sus más oscuros y peligrosos rincones, para vivir, al menos esas horas, al límite, enfundada en un negro y áspero disfraz de lobo, fosco, peludo y excitante.

She_was_astonished_3

Pero de entre todos estos antros peligrosos y prohibidos, había uno famoso por sus excesos inconfesables, del que lo único que se sabía era que, aunque no era fácil, era posible entrar, pero que era imposible salir indemne de él. Aunque nadie de los que allí se aventuraron jamás habló de ello. Era, además, tan secreto que sólo los más iniciados en la depravación -los más audaces o los más desesperados, más bien- conocían ese lugar.

Una noche, hartos de cuentos, allí se encontraron los tres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s