Constitución

constitucion

Ayer tiré la Constitución a la basura.

Llevo días haciendo limpieza -ya era hora, más vale tarde que nunca, parece que tienes el síndrome de Diógenes ese-, recolocando cosas y tirando otras. Entre unos libros de historia me encontré con un ejemplar de esos de la Constitución que regalaban cada vez que conmemoraban algo.

Demás está decir que no la he leído nunca. Dicen que nos ha servido. Dicen. Pero, es curioso, no he tenido ningún reparo en tirarla a la basura. No es que estorbara mucho. Apenas ocupaba espacio. Pero al verla, me pareció inservible.

Ni siquiera la tiré al contenedor de reciclado de papel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s