Parte del día de Reyes

parte

Además de cortar el tráfico para que pasase el cortejo de los Reyes, la policía local tuvo que intervenir en algunos incidentes o sucesos.

Una papelera ardiendo. Un fuerte olor a gas. Un anciano desaparecido. Unos jóvenes haciendo gamberradas. Un pub con la música demasiado alta. Dos chotos sueltos en la carretera de acceso a una urbanización. Unos individuos consumiendo bebidas alcohólicas en los soportales de un bloque de viviendas. Unos chavales tirando petardos. Un caballo suelto en la carretera que sube al Santuario.

Lo de la papelera se solucionó bastante fácilmente. Aunque, creo, de forma algo desproporcionada. Según relata el parte: Una dotación de bomberos lo sofocó.

Unos jóvenes vándalos se han dedicado a colocar vallas en mitad de la calzada y a volcar los contenedores de basura en el santo suelo. Diversiones bastante absurdas, pero muy actuales. La dotación llegó tarde. Según relata el parte: No se localizó a los autores.

Una vecina, asustada, llama a la policía porque percibe un fuerte olor a gas que va en aumento. Personado un técnico de la empresa de gas, reparó la fuga.

El presidente de la comunidad de un bloque de vecinos se queja a la policía de que un grupo de individuos llevan bastantes horas en los soportales de su edificio consumiendo bebidas alcohólicas -entre otras cosas, me da la impresión. No hacen mucho ruido, pero empiezan a ser molestos. Una dotación se personó solventando el incidente.

En la carretera de acceso a una urbanización de las afueras, a la altura del primer depósito de agua, se encuentran dos chotos sueltos. No informa el parte de la policía local de nada más. Se supone que los animales se fueron, tranquila y cachazudamente, a rumiar a otra parte.

Los vecinos de una barriada se quejan de que hay un grupo de jóvenes tirando petardos. Qué quieren. Estamos en Reyes. Tampoco se sabe, ni consta, si alguna dotación se acercó. Probablemente a los jóvenes se les acabaría el artificio.

Un vecino, harto, denuncia el excesivo volumen de la música de un pub. Eso, sin entrar a valorar la calidad de dicha música. Rauda y veloz, la dotación de la policía local llegó al local, conminando al propietario de que bajara el volumen, a lo que accedió sin impedimento.

Un conductor, subiendo hasta el Santuario de la Virgen, se ha topado con un caballo que cruzaba la carretera. Ha llamado a la policía porque lo tiene retenido -el conductor al caballo- hasta que alguien -la policía o su dueño- lo ponga a buen recaudo.

Sobre las 13.25 horas informan de la desaparición de una persona 73 años de la residencia de ancianos Ciudad Jardín. La policía acude y están todos muy preocupados. ¿Dónde habrá ido? ¿Qué le habrá pasado? ¿Por qué lo ha hecho?

Tras intentar su localización, sobre las 14.10 horas informan de su presencia en la citada residencia.  Había salido a dar una vuelta.

Probablemente viera alguna papelera quemada, unos chavales corriendo después de haber estallado unos petardos, unos tipos bebiendo en unos soportales, unos contenedores de basura boca abajo, un técnico de gas reparando un escape, una dotación de policía hablando con el dueño de un pub.

Incluso, probablemente, se llegaría a cruzar con un anciano que tenía toda la pinta de haberse escapado de la residencia. Así que decidió, con todo el dolor de su corazón, volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s