Dos velas

dos_velas

El diablo habita en el pasado,
mientras que Dios
no tiene más que futuro.

El diablo vive perdido
en el pasado. Todo fue.
Su carga es demasiado pesada
y del tamaño de una condena perpetua.

Dios, por el contrario, vive
en el porvenir y no sabe qué hacer
con tanto futuro. Todo es posible
y todo está por suceder.

El hombre, mientras tanto,
camina por el cortante
filo del presente.

Hace equilibrios para no caer
y le pone una vela a cada uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s