Lluvia de luz

umbría

Vivimos en la sombra, en los lugares más oscuros y secretos, donde no llega la luz. Todo está, siempre, lo suficientemente en tinieblas como para guiarnos tan solo con nuestros hocicos o antenas, palpando. El mundo, aquí, es frío y húmedo. Somos los habitantes de las umbrías y de los rincones más oscuros del bosque.

Pero tenéis que saber que hay pocos espectáculos más secretos y prodigiosos que la lluvia de rayos de luz en las umbrías. Rara vez, solo unos minutos al día, y no todos los días, llega esa lluvia pálida y dorada a los rincones más ocultos y peor orientados. Algunos rayos, de manera inexplicable, o por puro azar, consiguen sortear la maleza o el tupido ramaje e iluminar, aunque sea brevemente, con pequeños cuchillos de luz, el suelo húmedo.

Ocurre raras veces y es algo muy fugaz. Y se aprecia mejor desde el interior de estos espacios de sombra.

Anuncios

2 comentarios sobre “Lluvia de luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s