¿Qué tal se llevan?

¿Se llevan bien? ¿Se soportan? ¿Han preferido, finalmente, ignorarse para poder sobrevivir? ¿Podrían, si cedieran un poco los dos, llegar a un acuerdo? ¿O simplemente han terminado por ignorase? ¿Se puede vivir así?

¿Cuántos reproches se han hecho? ¿De cuántas cosas se han echado la culpa? ¿Por qué no es posible llevarse bien? ¿Siempre fue así? ¿Por qué añoramos tanto aquellos tiempos, por breves que hayan sido, en que fue posible esa armonía?

¿No estarán cambiados de sitio? ¿No hará cada uno lo que no debe? ¿A qué juegan? ¿Por qué se empeñan en llevarse, siempre, la contraria? ¿Por qué ese afán en hacerse daño? ¿Por qué, si nos dejamos llevar por lo que dicta uno de los dos, sufre tanto el otro?

¿Qué tal se lleva tu cabeza con tu corazón? ¿Se llevan bien? ¿Se soportan?

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Qué tal se llevan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s