Antes, ahora

tripticosfranco

Soy de la época en que las ventanillas de los coches se subían y bajaban con una manivela, y cuando se escribía a máquina, se utilizaba papel de calco -que te manchaba los dedos, y era liviano y maleable, y se podía utilizar varias veces- para hacer copias, un poco menos nítidas que el original, pero copias al fin y al cabo, también se escribían cartas -normalmente a mano- que, una vez debidamente cumplimentadas con una convencional despedida -ah, todo era tan convencional entonces-, se doblaban y se metían en un sobre, luego había que sacar la lengua y lamer el dorso del sello para pegarlo en la esquina superior derecha, y esperar, días o semanas, la respuesta, y había que levantarse del sofá si querías cambiar de canal en el televisor.

Ahora todo es mucho más fácil.

Anuncios

2 comentarios sobre “Antes, ahora

    1. Hace unos años, los pocos que salían a correr eran los raros. Ahora, los raros somos los que no tenemos ni chándal. Es como una enfermedad esa obsesión por estar sanos y en forma… Prefiero, puestos a elegir, tener otras enfermedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s