Empieza a abrir

almendro

Qué obstinación.

Los almendros son los primeros. Unas pequeñas cápsulas ateridas empiezan a abrirse. Escapa por sus puntas lo que será una flor. Apenas asoman, demasiado sonrosadas.

Ha pasado un año. Sigue girando la rueda del tiempo.

Qué absurda obstinación.

¿De dónde viene ese impulso? Pase lo que pase, siempre es el mismo.

Qué absurda y feliz obstinación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s