Chusma de gozques

lope_de_vega

Nunca ponderaremos lo suficiente a Lope.

Lamentablemente, más que un escritor -más que un poeta, más que un autor teatral- está considerado -algo tan desagradable- como un icono, una figura indiscutible de la literatura española, conveniente subida a un pedestal y con una corona de laurel, un simple nombre. Pero poco más. Queda su obra para las torturas escolares y los teatros subvencionados por los sucesivos Ministerios -así llamados- de Cultura.

Pobre Lope, con lo que se divirtió viviendo, con lo que disfrutó escribiendo.

Su vida fue un carrusel de peripecias, siempre intensas y demasiado reales, que subían y bajaban, y daban vueltas impulsadas por su propio empuje imparable. Leer algo de su biografía provoca un placentero vértigo. Y, lo que es mejor para nosotros, Lope siempre reacciona, ante cualquier suceso vivido, con la pluma en mano, poetizando lo que le ocurre, reflejándolo en lo que, sin descanso, escribe.

Llega a decir en La Dorotea: Amar y hacer versos todo es uno. Y en un soneto de respuesta a un grave escritor coetáneo que le aconsejaba que no escribiera tanto, pregunta: ¿Qué no escriba decís, o que no viva?

Así, su escritura, como es una catarata imparable de versos, de tramas, de episodios, de testimonios, resulta inabarcable y casi inatrapable. Pero, a pesar de los siglos de distancia, aún se mantiene con una frescura envidiable, inmarchitable.

rimas_tome_burguillos

Estos días de atrás he estado leyendo, de manera más entrecortada de lo que hubiera querido, unos de sus libros de versos que escribió ya en su vejez. Se trata de las Rimas Humanas y Divinas de Tomé de Burguillos, publicadas en Madrid en el año 1634.

Con más de setenta años, y su amada Marta de Nevares -ay, Amarilis-, con la que compartió este tramo final de su vida, ciega y con la cabeza ida, sigue empeñado Lope en la escritura. Una escritura aún más burlesca y divertida.

Y si, siglos después, Pessoa crea un mundo propio y múltiple con la ayuda de diversos heterónimos, Lope de Vega ya lo hizo antes.

Lo que escribe ahora -y no, no se trata de un simple seudónimo-, no lo escribe él; el autor de estas Rimas finales es un tal Tomé de Burguillos, al que conoció el mismo Lope -así, al menos, lo cuenta él, Lope, digo- en Salamanca, condiscípulo suyo, que parecía filósofo antiguo en el desprecio de las cosas que el mundo estima, el cual se recataba de que le viesen, más por el deslucimiento de su vestido que por los defectos de su persona. Tal vez, por eso, no le hayáis llegado a conocer en persona.

La dama de sus pensamientos, por no hacerla pastora, la hizo lavandera. Juana, para más señas, lavandera del Manzanares. Lope -perdón, Tomé-, de paso, aprovecha la situación para poner en ridículo todos los tópicos de la poesía amorosa de su tiempo mientras pasea a la orilla del -así llamado- río. El realismo aquí es paródico siempre.

Incluye además en el libro algunos otros poemas en seso, más serios, y otros, divinos, o sea, religiosos, ya sin posibilidad de broma. Y como extraordinario inserto, un extenso poema paródico y burlesco, en el que imita, a modo de chanza culta, los poemas épicos de la época: La Gatomaquia.

Es difícil rescatar algo cuando los versos se suceden a toda velocidad. Pero dejo aquí algunos.

En un soneto, cansado de la dilación a la que somete su amor Juana, exclama:

Juntos Amor y yo buscando vamos,
esta mañana. ¡Oh dulces desvaríos!
Siempre mañana y nunca mañanamos.

Otro soneto, algo más en serio, nos explica que la que viene primera no es la mayor desdicha.

…y mis desdichas son como cerezas,
que voy por una, y de una en otra asidas,
vuelvo con todo un plato de tristezas.

En otro impecable soneto nos dice lo que han de hacer los grandes ingenios cuando murmuran de ellos. El protagonista es Un lebrel irlandés de hermoso talle, que cuando tranquilamente paseaba por una calle…

Salió confuso ejército a ladralle,
chusma de gozques, negra, roja y blanca,
como de aldea furibunda arranca
para seguir al lobo en monte o valle.

Entonces…

…este hidalgo lebrel, sin hacer caso,
alzó la pierna, remojó la esquina,
y por medio se fue su paso a paso.

Anuncios

2 comentarios sobre “Chusma de gozques

    1. A mí me parece bastante higiénico ignorar-dejarconunpasmodenarices-espantar a envidiosos-críticos-murmuradores…

      Gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s