Todo y Nada

TyN

Todo y Nada estaban enamorados. Se sentían tan diferentes como complementarios. Eran felices solo pensando el uno en el otro. Aunque todo, al final, fuera para nada.

Todo no le pedía nada a Nada y, sin embargo, le daba todo. Nada no tenía nada que darle a Todo y, sin embargo, todo se lo daba.

Nada lo quería todo porque nunca había tenido nada, y miraba a Todo con un amor desinteresado del todo. Estar con Todo era como tenerlo todo. Y para Todo, no había nada como Nada.

Vivieron largos años aproximadamente felices, casi del todo, pero menos era nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s