A la botánica por el aburrimiento

Bryonia dioica

El aburrimiento acaba derivando en extraños y secretamente intrépidos comportamientos. Tal vez por eso lo considero algo propio de los espíritus más elevados. Aunque yo acabé tirado por los suelos y haciendo fotos a unas pequeñas florecillas de una planta que surgía de las grietas de un risco. El aburrimiento, en fin…

Luego, en casa, compruebo que la mayoría de las fotos, cuando no están temblorosamente desenfocadas, son una mierda, técnicamente horribles y absolutamente irrelevantes. A veces, para no deprimirle del todo, salvo alguna.

Pero el aburrimiento no termina provocando, sólo, extraños comportamientos, sino que los concatena unos con otros de manera absurda. Miro la foto -con todo mi espíritu (aburrido y) elevado- y me doy cuenta de que no sé cómo se llama la planta en cuestión. Ni siquiera aproximadamente.

El siguiente comportamiento extraño es el de escribir en el buscador de imágenes de google enredadera silvestre, porque era eso lo que me pareció. Y como el aburrimiento camina de la mano del tiempo interminable, empecé a mirar imágenes de enredaderas y de flores -cientos y cientos- hasta hartarme de comprobar que no había ninguna que se le pareciera.

Al cabo de un rato, volví a intentarlo y di, por casualidad, con la imagen de una flor similar. Por fin.

Era -es- una enredadera silvestre, más conocida como enredadera silvestre. Bryonia dioica es su nombre botánico. Ahora me encontraba más tranquilo. Aunque igual de aburrido.

Es bonita y muy poco espectacular. Una planta trepadora que, gracias a unos zarcillos que surgen de las axilas de sus hojas y se desenroscan, se adhiere a otras plantas, árboles o rocas, para alcanzar mayor altura y captar más horas de sol. Como es una planta de constitución débil, ha desarrollado este mecanismo, para elevarse, hasta dos o tres metros, aprovechándose de lo que tiene más a mano. Creo que les suena.

Bryonia dioica 2

Pero leer sus posibles usos médicos -como pasa con los prospectos, incluso de los más inanes medicamentos- da un poco de miedo. Dice la wiki: Su jugo aplicado externamente es rubefaciente y vesicante hasta producir ulceraciones. Por vía gástrica produce vómitos, cólico y diarrea con evacuación de sangre, aun a pequeñas dosis. A dosis mayores, inflama los riñones, produce vértigos y excitación nerviosa hasta producir la paralización del sistema nervioso central y la muerte. Con lo bonitas que son sus florecitas blancas…

Sigue la wiki: La raíz fresca y su jugo, en uso tópico, producen un potente efecto rubefaciente, pudiendo provocar ulceraciones cutáneas y necrosis. Toda la planta es tóxica. Su ingestión (6-8 frutos) causa irritación gastrointestinal, con vómitos, diarreas coleriformes, hemorragias intestinales; nefritis. En dosis altas puede producir la muerte por colapso cardio-respiratorio.

Al ser una cucurbitácea, su raíz es bastante generosa. Uno de los nombres que recibe esta planta debido a la forma -y el tamaño- de su raíz, es el de nabo del diablo.

Porque esto de los nombres es otra historia. Además del más neutro de enredadera silvestre, es conocida como nueza, y, también, por el más gráfico que he utilizado en el párrafo de arriba. Pero no acaba aquí la cosa, solo en la wiki incluyen -iba a transcribirlos todos, pero para qué- hasta ciento setenta (170) distintos. Y seguro que faltan algunos.

(Es una cifra aproximada. No los he contado uno por uno. He contado los que vienen en una línea y el resultado lo he multiplicado por el número de líneas. Mi aburrimiento, y sus comportamientos extraños, no llegan a ese extremo)

Pensé que, con tanta planta, tanta flor y tanta botánica, se me iba a pasar el aburrimiento. Y lo que he hecho -me temo- es, después de hacer leer todo esto, contagiarlo.

Anuncios

4 comentarios sobre “A la botánica por el aburrimiento

  1. Es una foto preciosa.

    Lo de los “bryonies” es complicado: creo que hay alba y dioica que se distinguen por el color de las bayas. Parece que bryonia alba es la mandrágora inglesa. Luego hay Tamus communis, que nosotros llamamos “black bryony”.

    ¿Conoces los dibujos de Cecily May Barker? Aprendí mucho de las plantas leyendo los poemas de las hadas de las flores. (Busca imágenes: cecily may barker bryony fairies). No hablaba de la mandrágora, ni de los nabos del diablo.

    1. Mi desconocimiento de la botánica no es una argucia literaria. Es real. Uno de los posibles nombres de esta enredadera -aunque no lo sea- es beleño, planta con tantas evocaciones como la mandrágora. (El estramonio lo dejamos para más adelante)
      Tampoco conozco a Cecily May Barker. Le echaré un vistazo, teniendo la seguridad de que no me voy a aburrir.
      Thanks again.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s