El lugar del accidente

Es muy importante el lugar del accidente.

No es lo mismo tenerlo en una carretera secundaria perdida de la mano de Dios y por la que no pasa ni un alma, a eso de la hora de la siesta en pleno agosto, o, peor aún, a altas horas de la noche en mitad de la cellisca de invierno, a que se produzca a lado de un hospital.

Si el accidente tiene lugar en las mismas puertas de Urgencias, se puede decir que, en cierta manera, ese día, al fin y al cabo, era tu día de suerte.

Esto es lo que sucedió hace unos días:

accidente

Al final no hubo que lamentar víctimas, tan solo daños materiales. Eso sí, se podría decir que no tardó nada en llegar la ambulancia al lugar de los hechos, y que en menos de un suspiro -casi como por arte de magia- estaban ya en Urgencias. Fue todo inmediato. Aunque no explican si el herido resultó herido.

Siempre he pensado que si me han de atropellar algún día, que lo haga una ambulancia, vacía a ser posible y cerca de un hospital. Tampoco pido que sea en la misma entrada de Urgencias. Eso sí, con otro conductor si es posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s