Accidentes

noche

El deseo colisiona con la realidad
e intenta dar marcha atrás.
Un tanto chafado, recula
hasta que, de nuevo, un buen día
embiste otra vez
para seguir abollándose,
estampándose, dándose de bruces,
golpeándose con la realidad,
tan gloriosa-o estúpida-mente herido.
Aunque no tenga ni el seguro a terceros.

Anuncios

4 comentarios sobre “Accidentes

  1. El deseo y las ganas de vivir siempre colisionan con la puta realidad….y zassss acidente,¡¡¡¡ hala al hóspital…!!!pero al final no sé como uno de recupera y sigue colisionando…. con el deseo y la realidad..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s