La lechera. Otro cuento real

image31

La lechera lo tenía muy claro.

Con ese cántaro de leche conseguiría algo de dinero y con ese dinero, bien invertido, en unos pollos, por ejemplo, podría tener, con el tiempo y mucho trabajo, una granja. Poco a poco, todo aquello iría creciendo, comprando más animales, haciéndose más grande, hasta llegar a ganar mucho dinero y adquirir así una mejor situación social.

De ahí a conseguir un buen matrimonio -un matrimonio con el que incrementar su patrimonio y su estatus- no había más que un paso. Sería alguien respetable y rica.

Todo dependía de llevar ese cántaro de leche al mercado y venderlo. El camino era algo largo y abrupto. Simplemente había que ir con cuidado y no distraerse. Iba entonces la lechera haciendo estos planes, pensando en todo esto, imaginando su vida futura, alejada, por fin, de la miseria en la que vivía.

Desgraciadamente para ella, no tuvo ningún traspiés en el camino, llegó al mercado, vendió la leche a un buen precio y volvió a casa con el dinero. Luego -ay- salió todo como había planeado.

Anuncios

5 comentarios sobre “La lechera. Otro cuento real

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s